BlogReproducciónServicios

Dos técnicas de reproducción asistida

El avance de la ciencia ha permitido que muchas mujeres cumplan el sueño de ser madres. Por razones variadas, desde simple dificultad para quedarse embarazada hasta infertilidad por parte de algún cónyuge, pasando por la posibilidad de madre soltera, la reproducción asistida se ha convertido en la opción perfecta para experimentar la maternidad.

Icsi

 

Existen dos técnicas principales de reproducción asistida; cada una a su vez puede contar con más posibilidades, pero en términos generales, existen estas dos: inseminación artificial o fecundación in vitro. La inseminación artificial consiste en una introducción de espermatozoides para que estos lleguen sin problema al útero en el momento de la ovulación. La fecundación se produce así dentro del útero. Por su parte, la fecundación in vitro supone por lo general la extracción de los óvulos de la mujer para la posterior introducción de esperma y así conseguir la fecundación, que en este caso se produce fuera del útero, en el laboratorio.

Cada una de las técnicas puede presentar una operación más o menos compleja. Normalmente los resultados son positivos y desde la clínica de los Doctores Povedano damos buenas noticias. Pero en ocasiones por cuestiones de salud o simplemente de probabilidad, puede no conseguirse en el objetivo. Sin embargo, como dice el refrán, ‘quien la sigue la consigue’ y sería cuestión de volverlo a intentar. Porque ser padres es una experiencia que todos tienen derecho a tener.